Los Tigres del Norte

Imagen extraída de: elsoldemexico.com.mx

¿Música para narcos?

Tengo un buen amigo que, pese a la distancia, recuerdo con cariño y extraño todos los días. Abogado muy prestante y con doctorado encima, andaba en un BMW de lujo y con unos trajes que desearía cualquier hombre de buen gusto en el vestir, pero pensaba que algunos de sus gustos musicales resultaban disonantes con respecto a su estatus social, a su posición de jurista connotado y de profesor universitario. A veces, al subir a su automóvil, tapaba las cajas de los CD’s de Diomedes Díaz y de José Alfonso “Chiche” Maestre con algún libro o los escondía en la guantera como si fueran motivo de vergüenza, pero nada más lejos de la verdad. Uno no tiene por qué avergonzarse de sus gustos, tampoco de los musicales, que por algo los tiene y que algo dicen de su identidad y forma de ser. Vale la pena siempre preguntarse por esas claves de nuestro carácter y personalidad que esas afinidades revelan.

A mí, por ejemplo, no me causa rubor alguno decir que me gustan mucho Los Tigres del Norte, conjunto musical mexicano al que no describo con mucho detalle porque es ampliamente conocido y sigue vigente después de cincuenta años de carrera musical. Aun cuando el estilo norteño que los caracteriza se relacione con lo grandes carteles del narcotráfico, con avionetas cargadas de cocaína, con muertes y bombas, la verdad es que, por una parte, esas historias también deben ser narradas y, por otra, no son esos los únicos temas que Los Tigres del Norte han tocado en sus letras.

Canciones como Pueblo querido (1976), Padre Nuestro (1982), Jaula de Oro (1984), Adiós Madre Querida, Amor de Madre, Cariño sin Condición (A Ti Madrecita, 1985), La Tumba Falsa (Siguen los Zarpazos, 1998), De Paisano a Paisano (2000) y La Granja (2009) nos hablan de vivencias, valores, tradiciones y dolores del hombre hispanoamericano en general, que se resiste a perder sus valores ante una globalización que masifica y arrasa con las identidades patrias, afectando, especialmente, a los más jóvenes. Ante esa revolución de las tendencias, se requiere una contrarrevolución en la que Los Tigres del Norte tienen un lugar muy especial, pues nos recuerdan nuestro origen y nuestra identidad común hispana, católica y mestiza que, si viaja al norte, jaula de oro, es con el deseo de volver al terruño y disfrutar de la vida plácida y sencilla de esa cultura que, como decía Rubén Darío, aún tiene sangre indígena, aún reza a Jesucristo y aún habla en español.

Escrito por: Carlos Andrés Gómez
La Ciudad del Sonido / 2021
https://linktr.ee/laciudaddelsonido

1 comentario en «Los Tigres del Norte»

  1. Jose dice:

    Totalmente de acuerdo. Personalmente tuve el gusto de escucharlos en vivo en Leticia Amazonas hace ya unos 20 años atras en las fiestas de San Pedro y San Pablo

    Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Amigos, ya es oficial… 🔥 El próximo 18 de Septiembre volvemos a uno de nuestros parches favoritos: Club Libido. Gracias a Jean Pierre y a Carlos Mario por la confianza. Nos juntamos con los guerreros Reencarnación, T-Machines & EARTH – Black Sabbath Tribute para que juntos vivamos la segunda Revolución Sonora 🤘

Preventa: $40.000
Sitio: $50.000
Aforo limitado: 100 almas

Puntos de venta oficiales (a partir de agosto 15):
Bathory Bar, Mine Hill Store, Villamil & Rock Symphony 🎫

Y también las pueden comprar a través de Bancolombia y Nequi ► Toda la info en el celular 📲 311 370 63 09 (Juan David)

¡La Música nos une!