You got it

Imagen extraída de: almanaquedelrock.com

Roy Orbison, el magnánimo, el magnífico

Dicen los que saben que, cuando una persona pierde un sentido corporal o lo tiene gravemente disminuido, los demás ―o, por lo menos, uno de ellos― se desarrollan mejor y con más agudeza como una especie de compensación por aquel que falta, siendo tan necesario. Es uno de esos fenómenos de la naturaleza que no deja de sorprenderme y cuya eficacia he podido verificar en personas cercanas. Tal vez me equivoque, pero me da por pensar que algo así pasó con el gran Roy Orbison, cantante, compositor y músico estadounidense que se destacó en géneros como el rock and roll, el rockabilly, el country y el pop durante una carrera de más de treinta años.

Orbison padeció de hipermetropía, astigmatismo severo, anisometropía y estrabismo desde su infancia en Vernon y Forth Worth, Texas. Desde niño debió llevar gafas especiales y, en 1963, durante una gira con The Beatles, las olvidó en el avión, por lo cual debió utilizar unas flamantes gafas de sol que, junto a su particular estilo de peinado, lo caracterizarían desde entonces como “un hombre misterioso y un hombre tranquilo vestido de negro, un tanto recluso, aunque yo nunca lo fui en realidad” según recordó más tarde. Coincido con el artista. Su música habla de un hombre que, aunque frágil y sentimental, no se reserva ni se protege, guardando sus talentos. Las producciones de Roy Orbison me hablan de un hombre con dos virtudes, la magnanimidad y la magnificencia, es decir, la tendencia a aquello que es digno de honor ―pocas cosas tan dignas de honor como la buena música― y la capacidad de entregarse a grandes proyectos y grandes metas por aquello que merece el esfuerzo.

En mi gusto particular, la mayor expresión de la magnanimidad y la magnificencia de Roy Orbison fue su éxito de 1989 You Got It (Mystery Girl), escrito junto a Jeff Lynne y Tom Petty y grabado entre 1987 y 1988, meses antes de la muerte de Orbison. En la letra de esta hermosa canción habla un hombre enamorado que expresa a su pareja todo lo que significa para él y le dice con magnificencia: “Anything you want you got it/Anything you need you got it/Anything at all you got it, baby!”. La voz apasionada y romántica de Roy Orbison y los fantásticos coros de Lynne y Petty resultan espléndidamente acompañados por guitarra acústica, guitarra eléctrica, bajo, teclado electrónico, piano y batería para producir un tema que nos legó el Caruso del rock antes de partir al paraíso aquel donde, posiblemente, le respondieron con los mismos versos de su afamada canción. ¡Viva hoy y siempre el gran Roy Orbison en la ciudad del sonido!

Escrito por: Carlos Andrés Gómez
La Ciudad del Sonido / 2021
https://linktr.ee/laciudaddelsonido

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Amigos, ya es oficial… 🔥 El próximo 18 de Septiembre volvemos a uno de nuestros parches favoritos: Club Libido. Gracias a Jean Pierre y a Carlos Mario por la confianza. Nos juntamos con los guerreros Reencarnación, T-Machines & EARTH – Black Sabbath Tribute para que juntos vivamos la segunda Revolución Sonora 🤘

Preventa: $40.000
Sitio: $50.000
Aforo limitado: 100 almas

Puntos de venta oficiales (a partir de agosto 15):
Bathory Bar, Mine Hill Store, Villamil & Rock Symphony 🎫

Y también las pueden comprar a través de Bancolombia y Nequi ► Toda la info en el celular 📲 311 370 63 09 (Juan David)

¡La Música nos une!