Ekseption

Imagen extraída de: pinterest.com

Puerta de Oro del Rock Progresivo

Si la memoria no me falla, fue en algún documental que pasó la profesora en clase de Ciencias Sociales, allá por el 2003, que escuché por primera vez Eye In the Sky de The Alan Parsons Project (Eye In The Sky, 1982). Aunque, al principio, esa música me parecía algo rara, tenía algo enigmático que me atraía. Deseoso de conocer más al respecto, busqué donde pude y me encontré con el rock progresivo y sus grandes representantes.

Paulatinamente, me sumergí en las discografías de Pink Floyd, Emerson, Lake & Palmer y King Crimson, bandas que, en términos generales, abandonaron el corto sencillo pop en favor de técnicas de instrumentación y de composición más asociadas con géneros como el jazz o la música clásica en un meritorio y genuino esfuerzo por darle al rock el mismo nivel de sofisticación frente a la crítica.

Recientemente, mi buen amigo Víctor Velásquez, melómano como yo y de muy buen gusto, me condujo hasta una banda de rock progresivo que, a pesar de conocer, siempre estuvo al margen de mi experiencia con el género. A casi veinte años de esta inmersión en el prog rock, esta agrupación me hizo comprender que debió ser la puerta por la que entrara a este fascinante universo.

Ekseption, de origen holandés, estuvo activo entre 1967 y 1989, destacándose por sus adaptaciones de música clásica a rock progresivo. Su éxito comercial llegó en los años setenta, cuando entró en el top diez de los Países Bajos con la adaptación de la Quinta Sinfonía de Beethoven y Aire de Bach. Sus cinco primeros álbumes llegaron a ser disco de oro. Hoy quiero abrir esta puerta de oro en La Ciudad del Sonido para que Ekseption sea una delicia más en nuestra vida de amor consagrado a las bellas melodías de todos los tiempos.

Escrito por: Carlos Andrés Gómez
La Ciudad del Sonido / 2021
https://linktr.ee/laciudaddelsonido

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *