Bach

Bach

Organista en Arnstadt

El pasado 9 de agosto se conmemoraron 318 años del nombramiento de Johann Sebastian Bach como organista en la ciudad alemana de Arnstadt, Turingia, uno de los momentos más importantes en la formación del gran compositor germano, quien contaba, en 1703, año del nombramiento, con dieciocho años cumplidos.

Entre 1703 y 1707 se desempeñó como organista en Arnstadt y esto sirvió para que él pudiera dedicarse al estudio del instrumento y al conocimiento hasta llegar a los extremos del virtuosismo musical que hoy, afortunadamente, podemos disfrutar con suma facilidad. En Bach no puede hablarse de un virtuosismo efectista. Él se dedicó profundamente a estudiar la técnica del órgano y todos los recursos a través de los grandes creadores de la música para órgano, con especialidad en tres grandes modelos, a quienes analizó detalladamente: Johann Pachelbel, Georg Böhm y Dietrich Buxtehude.

Esta fue también la época en que Bach empezó a desarrollar la técnica del pedal, que, antes de Bach, se reducía a un recurso armónico, generalmente con notas largas que apoyaban frases muy extensas de las manos, pero, en Bach, el pedal que se toca con los pies se empieza a convertir en una voz grave e importantísima y, por los años comentados, el compositor alemán empezó a escribir obras en las que la participación del pedal es absolutamente definitiva. Esta técnica la logró Bach con su tenacidad inmensa; él mismo confesaba que fueron muchas las noches en que amaneció, de claro en claro, estudiándola y perfeccionándola.

Recordemos hoy, al gran Johann Sebastian Bach, en su nombramiento como organista de Arnstadt, con un fragmento de su célebre Tocata y fuga en re menor, una de sus obras más representativas para órgano.

Escrito por: Carlos Andrés Gómez
La Ciudad del Sonido / 2022
https://linktr.ee/laciudaddelsonido

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.