Jacinto Guerrero

Jacinto Guerrero

Gloria de la Zarzuela.

Jacinto Guerrero es uno de los más grandes compositores de zarzuela. Nació en Ajofrín, Toledo, el 16 de agosto de 1895. Fue discípulo del gran músico Conrado del Campo y, cuando todos los compositores de música importantes en su España natal se dedicaban a componer óperas, no abandonó el género que, popularmente, se conocía como “chico”. Aunque, hoy en día, se le llama “género chico” a la zarzuela en general, en la primera mitad del siglo XX la zarzuela se dividía en “género grande” y “género chico”. Los madrileños, especialmente, conocían a la perfección las diferencias entre uno y otro.

Se cuenta que Guerrero, hombre de un humor muy español y una guasa muy especial, llamaba generalmente a su mujer y le interpretaba las obras que estaba componiendo para la nueva zarzuela. Con mucha frecuencia, ella le decía que se trataba de bodrios que nunca triunfarían. Esa, decía Guerrero, era la razón principal para asegurar que la obra sería todo un éxito y, realmente, los hechos confirmaban esa seguridad y la obra triunfaba en los escenarios.

Su primer éxito fue La alsaciana, una obra estrenada en el teatro Tívoli de Barcelona. A partir de entonces comenzó el bombardeo de zarzuelas: La montería, Don Quintín el amargao, El huésped del sevillano, La rosa del azafrán, La fama del tartanero, El ama y muchas otras que fueron olvidadas y hasta descartadas.

Para el público madrileño, Guerrero fue un artista popular que le llegó realmente a las fibras más profundas del alma y, precisamente por eso, lo quiso mucho. El entierro de este gran maestro en Madrid en 1951 fue una de las manifestaciones multitudinarias más impresionantes que se hayan visto en el siglo XX en España.

Hoy, para recordar con gratitud al maestro Jacinto Guerrero, dejamos a nuestros lectores con su zarzuela Los Gavilanes.

Escrito por: Carlos Andrés Gómez
La Ciudad del Sonido / 2022
https://linktr.ee/laciudaddelsonido

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.