Little Oblivions

Julien Baker.

Lo último de Julien Baker.

Cuando el resto de sus socios en la banda de post-punk Forrister hicieron a un lado algunas de sus canciones, Julien Baker pensó que, tal vez, no estaría mal hacerlo por su cuenta. En cuestión de meses, ella pasó de ser otro más con un EP en Bandcamp a ser invitada a un Tiny Desk Concert en MBR y a aparecer en The New York Times, y, desde 2015, cuando publicó Sprained Ankle (6131 Records), con la producción de Matthew E. White, Julien Baker no ha parado de recibir espaldarazos y felicitaciones, aunque, ella, en el fondo, no sea físicamente capaz de tolerar tanta alabanza; el perfecto ejemplo del síndrome del impostor, seguramente, afirmaría un experto en salud mental con mayor suspicacia de la debida.

No es la primera vez que el poeta estadounidense Hanif Abdurraqib escribe sobre música. Su firma aparece al pie de ensayos y críticas en The Fader, The New Yorker y The New York Times, pero, al leer la forma en la que se dirige a la cantautora Julien Baker y cómo se refiere a su tercer LP, Little Oblivions (2021), es claro que, este texto, publicado en la web del sello Matador, es mucho más que una declaración de devoción.

Hanif reconoce en Julien a una maga, un ser capaz de convertir las paredes en espejos donde se reflejan todas las facetas de esta joven nacida en Memphis, Tennessee (EEUU), a mediados de los noventa; un ser humano colmado de contradicciones como el resto de su especie, pero dotada de una excepcional habilidad para convertir en arte lo que, en los demás, solo sonaría a queja lastimera o sollozo. Little Oblivions, una pequeña obra maestra publicada a principios de 2021, es la novedad discográfica que hoy compartimos.

Escrito por: Carlos Andrés Gómez
La Ciudad del Sonido / 2022
https://linktr.ee/laciudaddelsonido

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.