Jim Steinman

Imagen extraída de: amazon.com

Los sueños del rock and roll se hacen realidad

En su poema El golem, el gran escritor Jorge Luis Borges escribió: “Si como afirma el griego en el Cratilo/el nombre es arquetipo de la cosa/en las letras de ‘rosa’ está la rosa/y todo el Nilo en la palabra ‘Nilo’”. Soy un convencido de que así es; los nombres dicen mucho de las cosas y, especialmente, de las personas, razón por la cual me he convertido en un aficionado a la onomástica, ciencia que trata de la catalogación y estudio de los nombres propios. La primera pista que las personas nos dan de su personalidad, de su carácter y de su identidad es el nombre.

Entre los mejores nombres que conozco está Jaime, proveniente del hebreo y que significa “aquel a quien Dios recompensará”. La versión inglesa de este nombre es James, al que los angloparlantes abrevian como Jim y, de los varios personajes con este nombre que admiro, tiene un lugar muy especial el cantautor, compositor y productor estadounidense James Richard “Jim” Steinman. Admirador de Wagner y creador del subgénero conocido como rock wagneriano, comenzó su carrera artística en el teatro, siendo el autor de las letras del musical Whistle down the wind (1996) ―basado en la película y la novela del mismo nombre que, por lo demás, inspiran Stranger in town de Toto (Isolation, 1984) ― y Tanz der Vampire (1997), que ha tenido varias presentaciones en Viena, Stuttgart, Hamburgo Berlín y Broadway.

Sin embargo, pese a los muchos méritos artísticos de Steinman, lo que más me cautiva de su trabajo es que él mismo sea autor, compositor y productor de tres clásicos de los años 80 cuyo nombre se escribe con letras doradas en la historia de la música contemporánea: Rock and Roll Dreams Come Through interpretada por él mismo (Bad for good, 1981) ―esa canción me hace llorar de alegría, en serio―, Total Eclipse of the Hearth de Bonnie Tyler (Faster than Speed of the Night, 1983) y Making love Out of Nothing at All de Air Supply (Greatest Hits, 1983). Solo por esas piezas gloriosas sin contar lo demás Jim Steinman debe ser recompensado, especialmente, porque en sus líricas los sueños del rock and roll se hacen realidad.

Escrito por: Carlos Andrés Gómez
La Ciudad del Sonido / 2021
https://linktr.ee/laciudaddelsonido

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Amigos, ya es oficial… 🔥 El próximo 18 de Septiembre volvemos a uno de nuestros parches favoritos: Club Libido. Gracias a Jean Pierre y a Carlos Mario por la confianza. Nos juntamos con los guerreros Reencarnación, T-Machines & EARTH – Black Sabbath Tribute para que juntos vivamos la segunda Revolución Sonora 🤘

Preventa: $40.000
Sitio: $50.000
Aforo limitado: 100 almas

Puntos de venta oficiales (a partir de agosto 15):
Bathory Bar, Mine Hill Store, Villamil & Rock Symphony 🎫

Y también las pueden comprar a través de Bancolombia y Nequi ► Toda la info en el celular 📲 311 370 63 09 (Juan David)

¡La Música nos une!