Orestes Vilató

Imagen extraída de: audiokat.com

Un salsero para siempre

Hace un año, en mayo de 2020, la emisora Latina Stereo (100.9FM en Colombia) escogió como salsero del mes al percusionista Orestes Vilató y la sección que dedicaban a las obras y milagros de este gran sonero incluía, curiosamente, un “pensagrama” a manera de evaluación de los hechos narrados acerca de su vida, lo cual está muy bien, porque los géneros musicales ―especialmente, la salsa― deben estudiarse con disciplina académica y seriedad universitaria. Esto implica, de tanto en tanto, someterse a una prueba de conocimientos ante sí mismo o ante los demás, con unos cuantos rones de por medio para refrescar la memoria, siempre falible.

Orestes Vilató nació en mayo de 1944 en Camagüey, capital de la provincia homónima en la isla de Cuba. En 1955, se mudó con su familia a New York a raíz del trabajo de su padre con la Compañía Cubana de Aviación. Orestes, cuyo nombre significa “de las montañas”, “habitante de los montes” o “amante de los montes”, estudió batería, flauta y composición en la Escuela de Música de Nueva York y se inició como timbalero en enero de 1956, practicando en el timbal que le regaló su padre y que se convertiría en uno de los principales protagonistas de su vida musical.

Empezó a tocar con los Cuban Rhytm Boys en New Jersey y continuó con la Orquesta Oriental, donde conoció a Pete “Conde” Rodríguez. En 1963, los timbales de Vilató sonaron en sabor Guajiro, álbum del gran flautista cubano José Fajardo y su orquesta, grabado para el sello Columbia y que incluye ritmos como la pachanga, la guajira, el bossanova, el cha-cha-chá, el mambo, el bolero, el son montuno y la charanga. En los años posteriores, Orestes Vilató grabó con Ray Barreto, Johnny Pacheco (tocando el trombón en su álbum His Flute and Latin Jam, Fania Records, 1965), el pianista Gil Suárez, Cal Tjader, Cheo Feliciano, Fania All Stars, entre otros grandes de los géneros que surgieron del mestizaje entre África y el Nuevo Continente, dándole a muchas composiciones el sabor de la buena percusión que hace de Orestes Vilató un salsero, no solo para mayo, sino para siempre.

Escrito por: Carlos Andrés Gómez
La Ciudad del Sonido / 2021
https://linktr.ee/laciudaddelsonido

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Amigos, ya es oficial… 🔥 El próximo 18 de Septiembre volvemos a uno de nuestros parches favoritos: Club Libido. Gracias a Jean Pierre y a Carlos Mario por la confianza. Nos juntamos con los guerreros Reencarnación, T-Machines & EARTH – Black Sabbath Tribute para que juntos vivamos la segunda Revolución Sonora 🤘

Preventa: $40.000
Sitio: $50.000
Aforo limitado: 100 almas

Puntos de venta oficiales (a partir de agosto 15):
Bathory Bar, Mine Hill Store, Villamil & Rock Symphony 🎫

Y también las pueden comprar a través de Bancolombia y Nequi ► Toda la info en el celular 📲 311 370 63 09 (Juan David)

¡La Música nos une!