Hako Yamasaki

Imagen extraída de: twitter.com/rubncovi

Un bello resplandor oriental

La cultura japonesa siempre me ha impactado y admirado. La luz primordial de Japón, esto es, la forma particular en la que está llamada a contemplar a Dios y al universo mismo pareciera ser la solemnidad, o sea, la gravedad, la majestad, la imponencia. Comentando acerca del Castillo de la Garza Blanca, fortaleza feudal de Japón, el Profesor Plinio Corrêa de Oliveira, pensador brasileño, acertaba en dar algunas notas del espíritu de esta cultura milenaria que perviven hasta hoy:

“El castillo japonés es un edificio delicado, noble, propio a un pueblo orientado hacia el sueño. Y que garantiza su incolumidad contra el adversario a través de la gruesa muralla alrededor de él. La vida del señor feudal japonés parece algo ajena a la lucha y a la defensa. Él es un contemplativo, vive en sus delicias, sus contemplaciones, sentado en el suelo, delante de una mesita, vestido con telas preciosas, bebiendo té, en una taza de porcelana muy bonita, y pensando, pensando…”

Pienso que el carácter del japonés es meditativo y serio. Esa seriedad ha sido una de las razones para que la cultura imperial con todo lo que implica se mantenga hasta la actualidad y goce del respeto de sus súbditos. Un 18 de mayo de 1869, la República de Ezo ―un intento de democracia rebelde al Imperio Japonés― se rendía oficialmente y comenzaba así su proceso de disolución. Un 18 de mayo, pero en 1957, nació Hako Yamasaki, cantante, actriz y compositora de origen japonés que se mantiene en actividad desde 1975, cuando lanzó su primer álbum, Tobimasu.

La música de Hako Yamasaki, bello resplandor que llega del oriente a La Ciudad del Sonido, es triste, melancólica, depresiva por momentos, pero mi sensibilidad estética me indica que este es, precisamente, el fruto de la seriedad, por lo menos en las almas más nobles y finas: el dolor profundo cuando se contrastan los sueños y anhelos profundos del alma con la realidad cotidiana, tantas veces gris, prosaica, carente de brillo. La voz de Hako Yamasaki parece ser un fondo musical posible para esos momentos en que el señor feudal japonés piensa y contempla o, por lo menos, para un gran señor contemporáneo en quien conviven el magnate moderno y el samurai.

Escrito por: Carlos Andrés Gómez
La Ciudad del Sonido / 2021
https://linktr.ee/laciudaddelsonido

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Amigos, ya es oficial… 🔥 El próximo 18 de Septiembre volvemos a uno de nuestros parches favoritos: Club Libido. Gracias a Jean Pierre y a Carlos Mario por la confianza. Nos juntamos con los guerreros Reencarnación, T-Machines & EARTH – Black Sabbath Tribute para que juntos vivamos la segunda Revolución Sonora 🤘

Preventa: $40.000
Sitio: $50.000
Aforo limitado: 100 almas

Puntos de venta oficiales (a partir de agosto 15):
Bathory Bar, Mine Hill Store, Villamil & Rock Symphony 🎫

Y también las pueden comprar a través de Bancolombia y Nequi ► Toda la info en el celular 📲 311 370 63 09 (Juan David)

¡La Música nos une!