“Fats”

'Fats' Navarro

Un Genio de la Trompeta.

Hijo de un barbero aficionado al piano, Theodore “Fats” Navarro empezó a estudiar este instrumento a los seis años, pero, por la falta de resultados apreciables, le aconsejaron cambiar a la trompeta.

En 1941, se encontró con J.J. Johnson, quien le ayudó a mejorar su estilo. En 1943, firmó un contrato con la orquesta de Andy Kirk, donde tocaba el trompetista Howard McGhee, un músico del que aprendió los secretos del instrumento y también le abrió las puertas de los clubes de la Calle 52 en Harlem, New York (Estados Unidos), donde estaba germinando la semilla del be bop. Allí, en el Minton’s Play House, conoció a Dizzy Gillespie, un músico que fue determinante como influencia musical para “Fats”.

Grabó sus primeros discos con la orquesta de Andy Kirk para el sello Decca y, después, participó en giras por el norte y el este de los Estados Unidos. En 1945, ingresó, en un paso decisivo en su carrera, en la orquesta de Billy Eckstine, donde Dizzy Gillespie era trompetista y director. En esa formación, “Fats” Navarro estuvo año y medio, tocó junto a los grandes del jazz de aquel momento y participó en numerosas grabaciones entre 1945 y 1946.

Siempre se negó a ser encasillado en un determinado estilo. Poseía un sonido propio, menos acrobático que el de Dizzy Gillespie, pero con la misma fuerza de ataque; menos rebuscado que el de Miles Davis, pero igual de perfecto instrumentalmente, y, además, sabía componer con sentimiento y sus improvisaciones eran de una perfección y de una belleza sonora indescriptibles. Su temprana muerte, a los 26 años, interrumpió bruscamente la prometedora carrera de quien ya se adivinaba como uno de los mejores trompetistas de jazz de todos los tiempos.

Escrito por: Carlos Andrés Gómez
La Ciudad del Sonido / 2022
https://linktr.ee/laciudaddelsonido

1 comentario en «“Fats”»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *