Fetch the Bolt Cutters

Fiona Apple.

Fiona Apple en pandemia.

“Podemos quedarnos encerrados en casa, solo serán un par de semanas mientras descubren cómo controlar la pandemia”, “podemos quedarnos encerrados en casa y aprovechar para hacer una limpieza profunda, para aprender a hacer pan o para descubrir con quiénes vivimos”, “extendieron la cuarentena, imposible que dure mucho más”. Ese año tan particular que fue el 2020 pudo empezar como cualquier otro año, con pirotecnia, licor, maletas, calzones amarillos y vueltas a la cuadra, pero, a medida que se sucedieron los días, a todos nos quedó claro que no iba a ser un año normal.

El 2020 empezó, para Fiona Apple, con un gran proyecto, la publicación de su quinto larga duración. Ella sabía que se vendrían semanas de contestar el teléfono, de arreglarse para ir a las entrevistas y de posar para las fotos. Ese es el precio que tiene que pagar por ser cantante, compositora y pianista. La disquera había confeccionado un complejo cronograma que implicaba una campaña de expectativa que iría hasta octubre, pero, con la llegada de la pandemia, Fiona Apple sintió que no podría esperar más, así que, en 2020, casi de la nada, Epic publicó Fetch the Bolt Cutters, un álbum poderoso, casi marcial, que habla sobre el dominio y la fragilidad.

Fiona Apple es vista por algunos como una figura incómoda en la industria discográfica, una loca que mordió la mano que la alimentaba en vivo y en directo, y, seguro, agradecen que la neoyorquina haya escogido una vida casi monacal, encerrada en su casa, rodeada de sus perros y de sus amigos músicos, una mujer llena de una elocuencia poco antes vista, que ha procesado su vida y sus dolores en canciones, y que, aunque solo ha publicado cinco álbumes en 24 años, ha logrado que cada uno de ellos sea inolvidable.

Escrito por: Carlos Andrés Gómez
La Ciudad del Sonido / 2022
https://linktr.ee/laciudaddelsonido

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.